Deseo divorciarme Valory formas Optar por un divorcio no conlleva romper una familia; dialoga bajo las mejores directrices. Mediador familiar Madrid Mediador familiar Madrid Optar por un divorcio no conlleva romper una familia; dialoga bajo las mejores directrices.

Mediadora familiar

Seguramente en algún momento de tu relación te habrás planteado “Quizás esto podría tener una solución”, “quizás si alguien hablara con nosotros dos, la relación tendría una oportunidad…”.

Yo también me hice esta pregunta, pero no sabía a dónde ir. ¿Una psicóloga?, ¿una terapia de pareja? Todo eso me sonaba muy largo en el tiempo y a que probablemente él me dijera que no quería pasar por ahí. Estuve mirando un poco y al final una amiga me recomendó la figura de una mediadora, cosa que no había oído antes en mi vida. 

En ese momento no sabía que la figura de la mediadora sería tan importante, pero decidimos ir juntos. Me encantó la forma en que nos preguntaba y nos iba conduciendo a los dos a sacar nuestras propias conclusiones. Solo en la primera cita, llegamos a ver cosas que por nosotros mismos no éramos capaces, y concluimos con ciertos pactos, cediendo cada uno en algunos aspectos y llegar a ese término medio de acuerdo. 

Lo bueno es que en cada sesión sacas avances, aprendes a gestionar el conflicto, sea cual sea (incluso con tus hijos, hermanos o padres).

Mediación familiar: mucho más que la terapia de pareja  

La mediación no es una terapia de pareja. Es algo mucho más amplio.

La mediación es un proceso flexible de resolución cooperativa de conflictos, que centra su atención en el presente y en el futuro, de manera concreta y práctica. El mediador, profesional neutral e imparcial, guía a las partes para una comunicación directa y participativa, con el objetivo de alcanzar  acuerdos consensuados, duraderos y satisfactorios  para todos. 

La pueden utilizar parejas, padres e hijos, hermanos, abuelos, empresas familiares, en casos de divorcios, separaciones, adopciones, herencias, etc. En conclusión, cualquier persona que tenga un conflicto.

Mediador familiar Madrid

Beneficios de la Mediación

Valory formas
  • Es un proceso voluntario y confidencial.
  • Ahorra tiempo y dinero para las partes.
  • Crea espacios donde las parejas o familias puedan hablar sobre sus problemas y aliviar sus emociones negativas.
  • Evita el deterioro y desgaste de las relaciones de pareja o familiares.
  • Proporciona sensación de bienestar y armonía entre todos.
  • Construye relaciones sanas para el futuro.

Importante: cuando el proceso de mediación termina con un pacto entre las partes, en el que se plasman acuerdos prácticos y duraderos en el tiempo. Dichos acuerdos pueden ser homologados ante notario y, en caso de incumplimiento, puede solicitarse su cumplimiento judicialmente.

¿Cómo saber si necesito contratar un mediador familiar?

Para saber si necesitas un mediador familiar debes hacerte la siguiente pregunta ¿Quiero solucionar este problema o situación con mi pareja, hijos, padres,…?

Si tu respuesta es afirmativa, hazte esta otra pregunta: ¿Quiero una solución personalizada para evitar conflictos futuros?

En caso de que tu respuesta sea sí, contesta esta última pregunta: ¿Quiero el apoyo y asesoramiento de un profesional para encontrar la vía de comunicación con mi pareja, familiar,…?

Si las respuestas anteriores fueron afirmativas, necesitas un mediador, porque es el único profesional que te guiará para que, de una manera consensuada, tu pareja o familia y tú podáis encontrar una solución definitiva a vuestro conflicto, satisfactoria para todos, mejorando las relaciones y la comunicación existentes, en el menor tiempo y coste posibles. Además, el acuerdo alcanzado en la mediación tiene la misma eficacia de un contrato privado y puede ser elevado a escritura pública por medio de un notario.

Mediador familiar

Funciones del mediador familiar

El mediador es un profesional que abre vías de comunicación eficiente entre dos o más personas que se encuentran ante una difícil situación o problema. Actúa siempre de manera neutral e imparcial, facilitando a las partes alcanzar acuerdos y garantizando la igualdad entre ellas en todo momento, de manera que tengan las mismas oportunidades.

Sus funciones son:

  • Crear un espacio de diálogo donde las partes puedan hablar desde el respeto y la igualdad. Es el mediador el que se irá adaptando a las necesidades e intereses de las partes, logrando que pierdan la desconfianza o el miedo y empiecen a actuar de forma más natural.
  • Disminuir los componentes emocionales como el miedo, enfado o ansiedad muy presentes en casos de divorcios, separaciones… Esto lo hará mostrándose cercano, ganándose la confianza de las partes con un trato equilibrado.
  • Utilizar la Escucha Activa, no solo los oídos, sino también teniendo en cuenta el lenguaje no verbal de la comunicación. El mediador logra esta parte escuchando y haciendo que las partes presten atención, para satisfacer la necesidad de las personas de ser escuchados y así facilitar el cambio de rumbo del conflicto.
  • Cambiar las perspectivas del problema, normalizándolo, sin restar importancia al mismo. Hace que las partes cambien el aspecto negativo del conflicto y vean las oportunidades de crecimiento y desarrollo que pueden obtener de este proceso.
  • Ayudar a reconstruir y transformar las relaciones. Se trabaja en el mantenimiento cordial de las relaciones, haciendo que cada uno asuma su parte de responsabilidad en la situación, en lugar de buscar quién tiene la culpa, logrando que las partes cambien de la confrontación a la colaboración, que trabajen de manera cooperativa y que se centren en el futuro para poner fin al conflicto.
  • Buscar soluciones mediante técnicas como el brainstorming o lluvia de ideas, cuantas más alternativas, mejor, sin críticas. El mediador es un experto en ampliar la mente de los mediados a todas las posibilidades de solución, para que puedan encontrar opciones diferentes y variadas. Lo consigue mediante el empleo de diferentes tipos de preguntas, distintas dinámicas como p.ej. el diálogo en cremallera, en el cual el mediador empieza el discurso, pero no lo termina, para que sean las partes las que sigan y sean ellas las protagonistas de sus soluciones.

La magia de la mediación logra que los mediados miren al futuro, ayudando a las personas a cambiar la percepción del problema, elevándose hasta el futuro. Consigue que no se queden anclados en el pasado, donde están los conflictos, sino que avancen hacia el futuro, el lugar donde están las soluciones, trabajando para que las relaciones sean mejores.

¿Cómo son las sesiones de mediación?

En las sesiones el mediador utiliza distintas metodologías (preguntas abiertas, cerradas, estratégicas, circulares, reflexivas, la pregunta del milagro, etc.). Un amplio abanico de técnicas como el parafraseo, legitimación, empoderamiento, agente de realidad, reconocimiento, caucus y muchas más. Se busca establecer una comunicación efectiva, en la cual las personas puedan hablar del conflicto de manera fácil y pacífica, es decir, sin acusaciones ni peleas constantes.

El proceso de mediación en parejas divorciadas consta de las siguientes etapas:

  1. Primera etapa:
    Sesión de premediación: se inicia con una recogida de información, escuchar el relato de las partes, separar las personas del problema y concentrarse en los intereses detrás de las posiciones.

    Sesión informativa: en la que se explica ¿Quiénes somos? ¿Qué es la mediación?, ¿Cuáles son las ventajas? (flexibilidad, rapidez, precio, win–win, posibilidad de cumplir el acuerdo), se comunican los principios de la mediación, la duración, el tiempo de las sesiones y las reglas de comunicación y del acuerdo. El proceso de mediación se inicia con la firma del compromiso de mediación, puede ser en la propia sesión informativa o después de la misma.

    Sesión constitutiva: marca el inicio de la mediación propiamente dicha.

  2. Segunda etapa.
    Cuéntame: inicio de la narrativa de las partes, escucha activa mutua, desahogo, acoger la crisis.
  3. Tercera etapa.
    Mantenimiento de las relaciones: construir una visión conjunta, definición de la co-responsabilidad, reconocimiento y revaloración del otro.
  4. Cuarta etapa.
    Proponer agenda: identificación de intereses y necesidades, establecer los puntos de acuerdo y desacuerdo y temas a negociar.
  5. Quinta etapa.
    Generar propuestas transformadoras: planteamiento de diferentes opciones, coparticipación de las partes, discusión de las opciones.
  6. Sexta etapa.
    Concretar el acuerdo: propuesta realista de acuerdo mutuo y borrador del acuerdo.
  7. Séptima etapa.
    Firma del acuerdo: firma del acta final, fin de las sesiones presenciales, felicitar a las partes y cuestionario de satisfacción.

Posteriormente se contactará con las partes para dar seguimiento al cumplimiento del acuerdo.

¿Cuánto cobra una mediadora familiar en Madrid?

La mediación es un procedimiento flexible y con una duración lo más corta posible, siempre adaptada a las circunstancias de cada caso.

Se inicia con una sesión informativa gratuita.

La duración de cada sesión es de una hora y generalmente una vez por semana, dependiendo de la situación se pueden hacer más de una sesión en la semana.

Las partes compartirán el pago de los honorarios de una forma equitativa o de la manera que ellos acuerden.

Si quieres saber más información sobre los costes, contáctanos sin compromiso.

Mediacion familiar que es
Este y el resto de servicios son provistos por mujeres y están hechos para ayudar a mujeres.

Artículos relacionados

Valory formas
Que significa sonar con tu ex

Qué significa soñar con tu ex

Las relaciones de pareja han generado una notable literatura específica que, desde diferentes enfoques y con las más variadas intenciones, ha tratado de arrojar algo de luz sobre tan compleja realidad.

Leer más

¿Cuál es tu situación?

Divorcios Madrid

Pienso
separarme

Divorcios Madrid

Quiero
divorciarme

Divorcios Madrid

Estoy
divorciada

Valory formas
Valory formas

¿Hablamos?

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
×